Vicent Camarasa

El domingo 2 de junio de 1963 Vicente Camarasa capitalizó la atención de los instantes previos del duelo que enfrentó al Levante y al Deportivo de La Coruña en el Estadio de Vallejo. No era un partido cualquiera. La sociedad azulgrana tenía una cita con la historia para proyectarse hacia el umbral desconocido de la Primera División. Era un desafío perseguido por la entidad granota.

Aquella tarde Vicente Camarasa se ciñó el brazalete de capitán. Era un acto que repetía de forma cotidiana en aquellos tiempos. Camarasa fue el capitán de la inolvidable temporada 1962-1963. El futbolista departió con Veloso en los minutos anteriores al arranque de un partido que forma parte de la historia centenaria del Levante con el feudo de la calle de Alboraya contextualizando la acción. Quizás fuera uno de los puntos cenitales de una carrera profesional en su gran mayoría vinculada a la institución levantinista.