Keylor Navas se comprometió con el Levante en la temporada 2011-2012 en calidad de cedido por el Albacete. Fue el inicio de una prolífica relación. El cancerbero recuerda su etapa en las filas de la sociedad del barrio de Orriols. Sus comienzos no fueron sencillos. No obstante, se enfundó el escudo granota como titular en la aventura levantinista por la Vieja Europa durante el curso 2012-2013. El bloque alcanzó la ronda de octavos de final tras caer ante Rubin Kazan. Keylor explotó en la temporada 2013-2014. Caparrós le dio galones al frente del marco del Levante. El arquero de Tico dejó para la memoria actuaciones notables en una temporada que supuso su consolidación tras la brillante participación de Costa Rica en el Mundial de 2014 en Brasil.